Historias de toda una vida

Cartas que agrada recibir

domingo, 13 de noviembre de 2016

UN MES SIN TI



UN MES SIN TI   13-11-2016

Un mes ya. Un mes hace que recibimos la noticia. Nuestro querido hermano se había ido para siempre, sin avisar, porque no quería irse, tenía demasiados planes aún. ¿Porqué se fue y de esa manera? Sólo Dios lo puede saber. Ha sido un mes de momentos increíblemente difíciles, de largas y oscuras noches sin dormir, de derramar lágrimas , de sentir un dolor en el pecho indescriptible y un miedo interno que nos ha tenido y tiene aún con un temblor que nos alerta de que ya no va a volver, de que no ha sido un mal sueño. Es duro, lo ha sido y lo será, esta herida se curará porque el cuerpo tiene tendencia a autosanarse, pero la cicatriz será profunda.
En esta vida hay que sacarle lo bueno a lo malo, y porque ahora no?. Mi familia ha tenido un consuelo muy importante. Un mes llevamos recibiendo llamadas, cartas, mensajes, visitas de gente que querían a mi hermano, que lo siguen queriendo y que siguen en la incredulidad.
Nuestra familia ha aumentado pues hemos ganado amigos. Todos y cada uno de los que nos han consolado, de los que se han preocupado, de los que le han llorado SON AHORA PARTE DE NUESTRA FAMILIA. Gracias Tere, Xabier, Silvana, Elisa, Juan Manuel, Martha, Maria José, Nieves, … una larga lista. Gracias al consulado por su apoyo y atención. Nos hemos sentido muy acompañadas y queridas.
Cada uno nos ha aportado algo nuevo en el conocimiento de nuestro hermano.
- Hombre que adoraba a su familia - Nunca estaba ocioso, si no leía, escribía o iba al cine, a escribía cartas, o retocaba fotos, o estudiaba, ordenaba, archivaba, limpiaba, planchaba. Trabajador incansable.
- Amigo fiel. No se olvidaba de ninguno, todos dicen comer a menudo con él y ponerse al día de sus planes, o comentar el último libro leído o la mejor adquisición de su música ( siempre originales, no soportaba lo comercial), o dónde consiguió esa figura de ese viajes… comprado seguramente en mercados tradicionales, nunca en una tienda de souvenir. LE GUSTABA LO AUTÉNTICO. No se conformaba con cualquier cosilla.

Lo recuerdo cuando venía a casa, a España; siempre hacía lo mismo… subido a la banqueta del pasillo ordenaba su armario del altillo, el armario de sus tesoros. Sus mejores libros, sus fotos, sus monedas, sus discos de antaño, sus apuntes de años atrás, y los documentos de toda la familia, él hizo que conociéramos fechas, anécdotas, datos, de nuestros antepasados pues buscaba, se informaba, preguntaba. En fin…no dejaba cabos sueltos hasta que encontraba y conseguía o que quería.
Sólo puedo terminar escribiendo para no alargarme más , unas frases que hoy me escribió una amiga que lo quiso mucho y había estado con él unos días antes hablando de sus planes de regresar a España. Y al hacerlo recordaron los años pasados en esa tierra mexicana que le vio nacer y le vio morir, aunque esta no fuera su idea. Esas palabras me han hecho dar un paso adelante para poder seguir viviendo y tener un poco de esperanza en esta vida.
“Jose Félix fue un hombre feliz, fue feliz haciendo los trabajos que hizo, los proyectos que llevó a cabo, fue feliz rodeado de gente con la que trabajaba, era feliz con su familia, sus amigos, disfrutaba de la vida en sus viajes, leyendo un libro, tomando un vino o un tequila, escuchando su música. Nunca lo vimos deprimido. Tenía una vida interior muy rica…. Fue muy feliz. Y ahora, él no sufre. Sufrimos los que lo extrañamos, pero él está en otro plano y ahora descansa en PAZ.

UN MES SIN TI QUERIDO HERMANO, PERO CADA SEGUNDO EN MI CORAZÓN.
Rocío

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se tan educado en tus comentarios como quieres que lo sean contigo