Historias de toda una vida

Cartas que agrada recibir

sábado, 30 de noviembre de 2013

FIESTA ONOMÁSTICA



Querida Cuata: Quisiera poder regalarte uno solo de sus besos o un minuto a su lado pero como bien sabemos, los imposibles no son posibles por muy buena intención que le pongamos.
He pensado que te gustaría compartir con nosotros esta carta que tu apasito lindo te escribió tal día como hoy en 2001.

Como siempre, es tan actual que podría haber sido escrita hace media hora no más.
Hoy veras el más hermoso amanecer y escucharás cómo te canta “Las Mañanitas” y tendrás nuevamente su sonrisa especialmente para ti; su mirada para ti, sus caricias para ti, y con solo cerrar los ojos sentirás su beso y su fuerte abrazo.
Esta noche la estrella brillará más que nunca para desearte Felicidades y que cumplas muchos más.

Feliz cumpleaños cuata guapa.
Y a ti, mi viejito gruñón y adorable, te envío mi más grande cariño para que se lo entregues a mi padre y te quedes con la porción que desees.
Dulces sueños.

Marisa Pérez Muñoz
Fiesta onomástica

Valladolid, 30 de Noviembre de 2001

Querida hija María del Pilar: Mi ferviente deseo para el día de tu fiesta onomástica es que resulte pródiga en acontecimientos emocionantes y lo pases guáys del Paraguáys, feliz como las golondrinas revoloteando y chillando locas de alegría  en torno a la torre de la iglesia de Cornón. Pero, hija, aún hay más, mucho más.
Para que en este día especial tu gozo sea completo te lo voy a decir todo de una vez: eres una magnífica hija, guapa, lista, simpática, generosa, vistes y calzas con elegancia, dotada de sensibilidad cocineril, pero la verdad no se ha de ocultar, se ha de decir, tu excelente cocina aún está a un nivel muy por debajo del mío. De tus sopas de ajo a las mías, por poner un ejemplo, hay un abismo, o dos.
Bien, pero así como digo una cosa, digo otra: satisfecho por entero y feliz por tu modo y manera de ser me voy a volcar contigo obsequiándote imaginativamente con un presente maravilloso.
Mira, verás, apretando a fondo el acelerador de mi fantasía he tenido despierto un sueño de grandeza: transmutado en fabuloso mago con poderes para realizar prodigios he convertido en realidad una utopía: ideo y creo en tu honor la más portentosa flor que jamás haya existido, la reina de las flores, hija de un sietecolores y una mariposa arco iris, un surtidor de colores fascinantes entremezclados y cambiantes según las horas del día. Los pétalos son finos filamentos semejantes a la cabellera de una reina que el viento peina y despeina para esparcir sus embriagadores colores inmarchitables, que son varios y también cambiantes. Según quien los huela percibirá una diferente y suave fragancia. La asombrosa flor no tiene nombre, bautízala tú. ¿Estás contenta?
Hija, no únicamente hoy, el resto de tus días seas perfectamente feliz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se tan educado en tus comentarios como quieres que lo sean contigo